Hace unas semanas las web Serious eats   reunió a varios expertos en cerveza sobre los maridajes más raros que habían realizado con cerveza. De entre todos ellos hemos seleccionado los 3 que más nos han llamado la atención y que probaremos cuanto antes. Ahí van:

1- TORREZNOS Y KRIEKBIER BELGA

Torreznos y cerveza es algo que puedes encontrar casi en cualquier establecimiento de la península y nadie te mirara raro si los combinas, pero si sustituimos la lager industrial del bar de siempre por una kriekbier belga la cosa cambia.

Las kriekbier (literalmente cerveza de cereza) , son cervezas muy afrutadas, agridulces y muy ácidas. Después de dejarse macerar con cerezas naturales su color  es rosa y están muchas veces  más cercanas a un cava brut que a una cerveza

Torreznos y Kriek belga

 

Su acidez y su cierto amargor combinarán perfectamente con la explosión de grasa en el paladar que supone cada mordisco a un torrezno. Además su carácter afrutado y agridulce vendrán a compensar ese ligero no sé qué que muchas veces definimos como sabor a cerdo. Una combinación ganadora.

Nuestra recomendación: Estos maravillosos torreznos precocinados sorianos de Embutidos Moreno y una lámbica clásica; la Mort Subite kriek

 2- GOFRES + MUNICH DUNKEL

Cambiar el batido de chocolate caliente con el que siempre acompañas los gofres por una cerveza fría , no parece una buena idea. Pero si dejamos atrás prejuicios y escogemos una cerveza adecuada, el resultado puede llegar a ser soprendente.

El dulzor y la presencia de especias de los gofres combinan  a la perfección con el aroma y sabor a malta , caramelo y café de una buena Munich Dunkel. Además el contraste entre el gofre caliente y la cerveza fría contribuye a  hacer de éste, un maridaje perfecto para cualquier merienda diferente.

Gofres y Dunkel

Nuestra propuesta: Unos gofres de Belgious en Barcelona y una Ayinger Dunkel bávara

3- CHEETOS Y STOUT

Los Risketos o cheese puffs como son conocidos en EE.UU.son ese tipo de snack que suele acabar arrinconado en las fiestas de cumpleaños o en las barras de los bares que no se dignan a servir un aperitivo caliente.

Prácticamente todo el mundo ha probado  los risketos, pero ¿qué es lo que ocurre si mezclas el  intenso sabor del aperitivo naranja  con una Guinness bien tirada, por ejemplo?

La stout irlandesa ayudará a despejar el paladar de esa sensación polvorienta y un tanto pegajosa  que deja este snack.
En boca la Guinness potenciará el queso presente en los risketos y estos a su vez el caracter tostado de las maltas de la stout. El ligero amargor de la cerveza atenúa el posible salado excesivo de las delicias naranjas.

Risketos y Guinness

Además, visualemente la mezcla del naranja saturado y del negro vibrante de la Guinness tienen como resultado un conjunto muy apetecible.

Nuestra recomendación: Visitar tu pub favorito  provisto de una buena bolsa de Risketos. 🙂

 Las fotos usadas son de Manuel Martín Vicente , Ralph Daily  y Andrew _ B

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.