Hace unas cuantas semanas recibíamos en nuestro mail personal una consulta birrera de un amigo que decía así:

Que pasa maestro birrero!

Me han comentado que en un bar de Bilbao hacen una mezcla de cerveza rubia con un chorretón de guiness, ¿te suena? sabes si hay más mezclas de este tipo en plan combinados.

Graciassss tron!

De la misma forma que ocurre con el vino,y al contrario de lo que pasa con los destilados, la cerveza no se presta a ser protagonista de cocktails o mezclas varias. Debido a mi desconocimiento cervecil, lo primero (y casi lo único) que se me vino a la cabeza fue el clásico black and tan inglés:

Los componentes para la realización de un perfecto Black and Tan,  con cucharilla (rollo yonki) incluida.

Pero, ¿qué es un black and tan?  

Se trata de una mezcla de una pale ale junto con otra cerveza negra (porter o stout). La pale ale se puede sustituir por una lager tradicional.

Tradicionalmente, las dos marcas clásicas  usadas para hacer un black and tan han sido Bass Guinness (en su versión draught).

La mezcla surgió a finales del siglo XIX en Gran Bretaña, donde se extendió rapidamente de pub en pub, pasando a Irlanda para finalmente llegar a Estados Unidos donde tuvo y tiene una gran aceptación. Tanto es así que la cervecera Bass  se centra casi en exclusiva en esta mezcla a la hora de realizar sus campañas de publicidad y de marketing.

Cuando la mezcla está bien hecha , el vaso debe presentarse con las dos cervezas bien diferenciadas y nunca mezcladas, como cuando se mezclan agua y aceite en un mismo recipiente. En el fondo del vaso la pale ale y en lo alto la porter o stout que hayamos utilizado.

Para lograr un perfecto black and tan , primero tenemos que servir la cerveza más pálida , inclinando el vaso con un ángulo de unos 45 grados y procurando  formar espuma. A continuación y sirviéndonos de una cuchara, servimos la cerveza negra. Gracias a la cuchara, la cerveza oscura se verterá suavemente logrando que quedé encima de la ale o la lager  que hayamos utilizado, sin llegar a mezclarse y obteniendo un curioso efecto visual.

Pero mejor que explicarlo, verlo en un video de un chico muy majete:

En el video se usa una cuchara normal, pero esta mezcla está tan extendida que existen unas curiosas cucharillas que se adaptan al vaso para realizar la mezcla fácilmente.

Cucharilla con forma de tortuga y abridor incorporado. WIN-WIN

 

Pero el mundo de las mezclas de cerveza no acaba en el clásico black and tan.  Existen multitud de combinaciones de variedades que, aunque no tan populares, tienen su público. Normalmente este tipo de mezclas y sus nombres son propios de una región muy concreta y no suelen trascender más allá de los pubs o cervecerías de la zona.

Aun así, si te ha picado la curiosidad y por un momento te has visto a ti mismo como el próximo Ferrán Adriá de la cerveza de lata, existen una serie de normas no escritas que deberías tener en cuenta si no quieres que el experimento acabe convirtiéndose en un brebaje imbebible.

  • Procura no mezclar 2 cervezas muy fuertes. La mezcla de una double IPA con una barley wine, probablemente resulte pesada para el paladar.

 

"He leido en Malta y Lúpulo que se pueden mezclar las cevezas. Mira que combinación más buena me ha quedado"

“He leido en Malta y Lúpulo que se pueden mezclar las cevezas. Mira que combinación más buena me ha quedado”

  • No es conveniente mezclar dos tipos de cervezas iguales. Si te da por ser creativo y en la nevera solo tienes 2 marcas de lagers de las normalitas, el resultado no va a ser nada sorprendente y probablemente empeore los sabores originales de las 2 cervezas. Lo mismo puede ocurrir si, por ejemplo,  mezclas 2 porters del mismo estilo
  • Lo ideal es hacer un balance entre cervezas muy fuertes con otras más suaves. Una belga del tipo golden ale mezclada con una pilsner ligera puede ser una excelente elección para el verano. Compensar el amargor de una IPA añadiendole otra cerveza más fresca y neutra puede ser también una buena idea.

Teniendo en cuenta esto, solo te queda perder el miedo y lanzarte a la improvisación. Seguro que más de una mezcla resulta demasiado extravagante, pero con suerte puedes encontrar alguna combinación que te alegre el día.

Como pequeña guía de sugerencias os dejamos esta foto de una carta de un pub de Virginia en Estados Unidos:

 

Carta de cervezas. Foto de http://www.flickr.com/photos/earthangel_images/

Carta de cervezas. Foto de http://www.flickr.com/photos/earthangel_images/

 

Las cervezas están adaptadas a las marcas y gustos americanos, pero es una buena forma de empezar a mezclar en casa sin miedo a equivocarte.

 

 

 

 

Artículos Relacionados

3 Respuestas

  1. Cocktailman

    “al contrario de lo que pasa con los destilados, la cerveza no se presta a ser protagonista de cocktails o mezclas varias”

    Tienes que darle un vistazo a algún libro como por ejemplo “Cerveza, la bebida de la felicidad”, donde hay un apartado exclusivo para cocktails con cerveza. Que no lo conozcamos por aquí no quiere decir que la cerveza no encaje bien en los cocktails 😉

    Un saludo

    Responder
    • MaestroBirrero

      Hola Cocktailman! 🙂

      Gracias por la recomendación del libro. No lo conocía e intentaré hacerme con un ejemplar.
      Cuando decía que “no se presta a ser protagonista” , me refería sobre todo a que es más difícil de encontrar referencias en revistas o en libros de gastronomía. Pero tienes toda la razón la cerveza encaja más que bien en los cocktails.

      Muchas gracias por leernos y por comentar!! 🙂

      Un saludo!

      Responder
    • Kenisha

      Somebody necessarily assist to make siinifgcantly posts I might state. This is the very first time I frequented your website page and thus far? I surprised with the research you made to create this particular submit amazing. Fantastic activity!

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.